domingo, 2 de abril de 2017

¡YA VIENEN! ¡YA ESTÁN AQUÍ!


"The last man on Earth sat alone in a room. There was a knock on the door..."
Fredric Brown. Knock.

Su tempestad me ha convertido en hospital,
llueven aduanas enfermizas con ganas atroces,
¡atroces!
de separar las almas de quienes no visten igual.
Trepan porque no hay dios que los pare ni hombre que los rebaje.
¡Suben!
suben montañas y atraviesan concertinas,
relucen en la oscuridad, permanecen en las retinas
de quien los ve.
¡Ya vienen,
ya están aquí!

Nos comerán por los pies,
enfermaremos y enfermos haremos a nuestros hijos.
Se vestirán con nuestra piel,
harán que los amantes se separen,
¡Nos apartarán!
Vendrán disfrazados de motivos,
de sentido común, de razón, de recelo
de egoísmo, de avaricia, del olvido.
¡Ya vienen,
ya están aquí!

Nos harán a todos presos sin jurado ni juicio,
traerán consigo espejos, embajadores de defectos.
Se retorcerán en nuestros tobillos,
naceremos esperando y esperando moriremos.
En cada momento que te sientas vivo
ellos susurrarán: no te arriesgues o estás muerto.
Y lo dirán en un idioma que no entendamos,
y que acabemos por odiar.
Y odiaremos.
¡Ya vienen,
ya están aquí!

Seremos el grano cosechado,
seremos espiga y tallo, seremos lo mismo
y nuestro odio será piedra de molino,
será plaga, sequía y tormenta,
¡Nos machacarán!
harán de nosotros una masa sanguinolenta,
y ellos son los culpables.
¡Ya vienen,
ya están aquí!

Ellos traerán el frío y su credo,
harán que lloremos a escondidas,
que nos golpeemos a plena luz del día.
Serán semilla en nuestras sienes,
echarán raíz en nuestras heridas,
de ellos nacerán todos nuestros dioses,
por ellos sesgaremos nuestras vidas
y cobardes huiremos de sus voces.
¡Huid!
¡Ya vienen,
ya están aquí!

¡Sabed quienes son!
Ellos gobiernan nuestro yo,
sin nombres, sin caras,
ellos son nuestros miedos.
Ya están aquí
¡Temedlos!
pues no se van a ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario